Fernanda Solórzano recomienda la película

Visita http://javiersolorzano.com/category/para-ver-o-no/ para ver más recomendaciones de Fernanda Solórzano.
FS recomienda la película El Santos vs. la Tetona Mendoza (Alejandro Lozano y Andrés Couturier, 2012), una adaptación producto de los caricaturistas tapatíos Jis y Trino: una excelente comedia que supera los miedos de los fans de El Santos.

¡El Santos se ve mejor en el cine!

Hoy se estrena a nivel nacional la esperadísima cinta “El Santos vs. La Tetona Mendoza”. Platicamos con nuestro entrañable compañero de andanzas Trino, y su talentoso cómplice Jis, quienes hicieron una pausa dentro de su popular programa La Chora Interminable (Todos los jueves 21:00 hrs. en Radio UNAMwww.lachorainterminable.com.mx ) para platicar con GQ.com.mx sobre esta nueva aventura.

 

 

 

Nota en El Informador sobre la película!

Todavía no se proyecta y sobre ella ya han corrido ríos de tinta. Que es muy grosera. Que es la mejor animación hecha en el país. Que su humor negro es excesivo. Que tiene al mejor elenco jamás reunido para un doblaje. Lo único que Jis y Trino, sus creadores, aceptan es que es la primera película mexicana en el género de “animación guarra”.

Las etiquetas que tiene son muchas. Tantas que no salen en el cartel promocional de la película: irreverente, escatológica, salvaje, humorística, romántica, pero sobre todo: diferente. Es la cinta de ”El Santos contra La Tetona Mendoza”, largometraje que llega este fin de semana a las pantallas con la intención de conquistar las carcajadas del público.

 

 

 

 

 

Entrevista en La semana de Frente

Jis y Trino. Trino y Jis. Dos amigos, dos moneros. Su máxima creación, El Santos (o Sanx, Panzón, Santo-Santorro, Chiquito Bebé, Labregón, Ombligo y Dandy, según su biografía oficial), es el protagonista de una película animada que está por estrenarse, basada en la sensacional historieta de la que es titular. ¿Cómo es posible que su humor escatológico, lisérgico y sobre todo irreverente vaya a llegar a todos los complejos cinematográficos del país? ¿Cómo llegaron a este punto? ¿Cómo lograron la complicidad de actores tan reconocidos como Daniel Giménez Cacho, Regina Orozco, José María Yazpik y Jesús Ochoa? Buscamos una explicación.